logo palabra
Se abre un nuevo capítulo en la terrible novela de la corrupción de Odebrecht en Colombia


Por un confidencial de la revista Semana sobre Fernando Andrade, expresidente de la ANI, nos enteramos de que la justicia colombiana no ha iniciado procesos de investigación por los más de 34,8 millones de dólares que Odebrecht invirtió en el financiamiento ilegal de campañas políticas en nuestro país. Esto, con la floja justificación de que hay “falta de información”. Lo curioso es que Colombia es el único país de la región que no ha suscrito un acuerdo de intercambio de información con Brasil, para llegar al fondo de este devastador caso de corrupción.

Frente a esta indignante situación, desde palabra.com.co nos surgen algunas dudas a partir de las declaraciones de Andrade:

¿Cómo así que Colombia es el único país que aún no ha iniciado un acuerdo de intercambio de información con Brasil?

¿De quién es la responsabilidad de suscribirlos?

¿Quiénes son los grandes beneficiarios de este silencio mudo?

¿Por qué los grandes medios de comunicación no se formulan estas preguntas elementales?

¿...Amanecerá… (pautarán)... Y veremos...?

Le recomendamos: Bolsonaro, ¿pueblos brutos?
0
0
0
s2sdefault
banner publicidad Facebook
ultima palabra
El periodista del New York Times escribió su artículo con bastante mala fe, pero sobre todo con un desconocimiento craso de la naturaleza y la magnitud actuales de las economías ilegales y del crimen que proliferan imponiendo su esclavitud en extensos territorios de nuestros campos y ciudades.
20 Mayo 2019
No estaban ni tibios los funcionarios de la embajada americana el día que creyeron asistir a la máxima expresión de la doble moral de la mamertería criolla cuando Petro, solazándose en su naturaleza, delataba como pertenecientes a las FARC a sus compañeros de bancada.
13 Mayo 2019
Algunos dicen que es el ELN, ¿pero, no será más bien Maduro?
02 Mayo 2019
La provinciana más universal del mundo.
22 Abril 2019
Los corazones de los franceses ardían mientras miraban, perplejos, cómo Notre-Dame de París se retorcía implorando bajo las flagelaciones inclementes de las llamas.
17 Abril 2019