logo palabra
La dictadura de Venezuela no está viviendo el repudio universal por ser de izquierda sino por dictadora y por inmoral.


Lo mismo le ocurrió a la dictadura de Pinochet, que no fue repudiada por ser de derecha sino por brutal y por inmoral.

No se puede partir de la premisa de que la barbarie, la corrupción y la violación de los fundamentos democráticos son inherentes a las izquierdas, tal como lo señalan algunas derechas, y tampoco pueden atribuírseles a las derechas, tal como lo repiten algunos izquierdistas.

Esa falsa geometría política solo está en las cabezas de los extremistas de uno y otro lado, quienes obnubilados por sus ideologismos olvidan que por encima de la izquierda y la derecha existen unos referentes éticos anclados en la dignidad humana y el bien común.

Mientras sigan existiendo esos fundamentalismos seguiremos viendo el espectáculo irracional de algunos líderes izquierdistas intentando justificar lo inmoral, tal como los vemos hoy defendiendo a Maduro, de la misma manera que vimos, hace unos años, a algunos líderes derechistas defendiendo a Pinochet, pasando por encima de sus crímenes atroces.

Pareciera que los ideologismos producen en el ser humano una extraña enfermedad en el cuello que impide a sus idólatras mover la cabeza con libertad. Pareciera que solo pueden mirar hacia los lados, perdiendo con ello la indispensable capacidad de mirar hacia arriba.

Sin mirar hacia arriba todos los lados conducen al abismo. En esto consiste la maldición del péndulo.

Le recomendamos: Juan Guaidó: el líder que le faltaba a Venezuela
0
0
0
s2sdefault
banner publicidad Facebook
ultima palabra
En entrevista con la revista Semana, al exministro Juan Fernando Cristo se le escapó, como cosa rara, una verdad.
18 Marzo 2019
Desde una posición más política que jurídica, el procurador Fernando Carrillo decidió abanderar la tesis de “la cosa juzgada constitucional” para argumentar que el presidente Duque no podía objetar, por razones de conveniencia, la ley estatutaria de la JEP.
11 Marzo 2019
En las últimas horas, empezó a circular un panfleto firmado por el grupo armado ilegal Dagoberto Ramos en el que declaran objetivo militar a los guardias y a las autoridades indígenas.
14 Febrero 2019