logo palabra
Se reunieron en Emiratos Árabes Unidos, país de mayorías musulmanas, y suscribieron el “Documento de Fraternidad Humana”, cuyos contenidos centrales son la Libertad Religiosa y la No Violencia.


El encuentro y su declaración cobran particular importancia en momentos en que el asesinato y la represión contra los cristianos crecen dramáticamente en el mundo, sobre todo en países de religión oficial musulmana y en países de dictaduras comunistas tales como las de Corea del Norte y Venezuela.

Según la organización Puertas Abiertas, por ejemplo, en 2017 fueron asesinados 3.066 cristianos en razón de su Fe y 215.000.000 padecen la represión en sus respectivos países, también en razón de su Fe.

Según cifras de observatorios mundiales, en 2018 la cifra llegó a los 4.300. Vemos un dramático ascenso, si tenemos en cuenta que en 2016 la cifra fue de 1.207.

En Nigeria han asesinado a 2.000 cristianos, en República Centroafricana 500, en el Congo 136 y en Egipto 128, por ejemplo.

Además de los asesinatos, se han registrado 793 iglesias o propiedades de iglesias atacadas, 1.922 detenciones sin juicio, 1.252 secuestros y 1.020 violaciones o actos de violencia sexual.

Los informes destacan la situación de Corea del Norte, país que ocupa el vergonzoso primer puesto en la Lista Mundial de la Persecución, donde 300.000 cristianos son constantemente perseguidos y deben vivir su Fe clandestinamente.

En total, son 11 los países del mundo en que los cristianos sufren un nivel de "persecución extrema": Corea del Norte, Afganistán, Somalia, Sudán, Pakistán, Eritrea, Libia, Irak, Yemen, Irán e India.

La verdad, esa declaración de intenciones que constituye el Documento de Fraternidad Humana que acaban de suscribir el Papa Francisco y el Gran Imán de de Al Azhar, esperamos que constituya un avance real, principalmente, en los países de religión oficial musulmana, pues es allá donde no se aplica la Libertad Religiosa y de Cultos, y por el contrario se nos ilegaliza, persigue y asesina a los cristianos y a quienes profesan religiones distintas de la musulmana, contrario a lo que ocurre en nuestros países de cultura cristiana, adonde incorporamos la Libertad Religiosa dentro del az de nuestros derechos fundamentales.

En Colombia gozamos de este derecho fundamental desde la Constitución de 1.991, cristalizado posteriormente a través de la Ley de Libertad Religiosa que lideró la congresista cristiana Viviane Morales.

Así mismo, vivimos la experiencia constante del diálogo interreligioso al interior de la Confraternidad por la Libertad Religiosa, de Conciencia y de Cultos, que se reúne permanentemente bajo el liderazgo de su presidente fundador, el pastor Héctor Pardo. Allí comparten diálogos distintas corrientes del cristianismo evangélico, los judíos, los musulmanes, los mormones. En estos diálogos de libertad, la comunicación con la Iglesia Católica también son fluidos y ciertos.

El otro tema del encuentro, el de la No Violencia, también fue determinante y claro.

Dejaron allí sentado el principio, inequívoco, de que de ninguna manera se puede utilizar el nombre de Dios para justificar ningún tipo de violencia.

Es absolutamente vocacional e inspirador para los cristianos de todas la confesiones que Jesús, nuestro Cristo, es el Cristo del amor y de la paz.




0
0
0
s2sdefault
banner publicidad Facebook
ultima palabra
El periodista del New York Times escribió su artículo con bastante mala fe, pero sobre todo con un desconocimiento craso de la naturaleza y la magnitud actuales de las economías ilegales y del crimen que proliferan imponiendo su esclavitud en extensos territorios de nuestros campos y ciudades.
20 Mayo 2019
No estaban ni tibios los funcionarios de la embajada americana el día que creyeron asistir a la máxima expresión de la doble moral de la mamertería criolla cuando Petro, solazándose en su naturaleza, delataba como pertenecientes a las FARC a sus compañeros de bancada.
13 Mayo 2019
Algunos dicen que es el ELN, ¿pero, no será más bien Maduro?
02 Mayo 2019
La provinciana más universal del mundo.
22 Abril 2019
Los corazones de los franceses ardían mientras miraban, perplejos, cómo Notre-Dame de París se retorcía implorando bajo las flagelaciones inclementes de las llamas.
17 Abril 2019