logo palabra
El verdadero tropel que le armó la representante Ángela María Robledo a la exsenadora Sofía Gaviria en la audiencia de las víctimas de la Comisión de Paz es un caso típico de la intolerancia que estalla en la hipocresía cuando se ve descubierta ante el espejo auténtico de la realidad.


Al margen de las diferencias políticas que las separan y del compromiso sentido que cada una sostiene con sectores distintos, la doctora Robledo con las FARC y la doctora Gaviria con las víctimas de las FARC, en el fondo las que se expresan son dos experiencias de vida absolutamente distintas.

Mientras la representante Ángela María se aproxima al tema de las víctimas desde una perspectiva ideológica y política, por el contrario, la exsenadora Sofía es una víctima real de la inclemencia inolvidable de las FARC.

Guillermo Gaviria, el exgobernador de Antioquia, hermano de Sofía, fue cobardemente secuestrado cuando confió en que podía conversar con las FARC, en medio de una movilización social y pacífica, y fue, también cobardemente, asesinado del 5 de mayo de 2003, cuando apenas contaba los cuarenta años.

En 1983, cuando Sofía era una niña, padeció el secuestro de su madre y la tortura de haber leído la carta pavorosa que los secuestradores le enviaron a su padre: “… y si no nos da 50.000.000 millones de pesos, la cortaremos viva en pedacitos y la tiraremos en una bolsa de plástico a una basurera para que ni usted ni ninguno de sus 8 hijos la vuelvan a encontrar”.

Y hay que sumarle a esto el matoneo que ha tenido que padecer en los últimos años, comenzando por el gobierno de Santos, por defender la justicia que claman las víctimas y por reclamar sin descanso por más de 500 secuestrados, con nombres propios, que ni las FARC ni el Estado han tenido la moral y el deber de explicar, pese a los años, las negociaciones, las JEPs y las curules que han pasado bajo el puente de la historia.

Salta a la vista la diferencia abismal que separa a la defensa auténtica de las víctimas que lucha desde hace años la doctora Sofía Gaviria de la histeria impostada con que la representante Robledo pretende incursionar en el nuevo mercado electoral de las víctimas.

Adenda: Y si existe alguna duda sobre la existencia del nuevo mercado electoral de las víctimas, por favor preguntarle a Juan Fernando Cristo y a Alan Jara sobre su experiencia. 
0
0
0
s2sdefault
banner publicidad Facebook
ultima palabra
El periodista del New York Times escribió su artículo con bastante mala fe, pero sobre todo con un desconocimiento craso de la naturaleza y la magnitud actuales de las economías ilegales y del crimen que proliferan imponiendo su esclavitud en extensos territorios de nuestros campos y ciudades.
20 Mayo 2019
No estaban ni tibios los funcionarios de la embajada americana el día que creyeron asistir a la máxima expresión de la doble moral de la mamertería criolla cuando Petro, solazándose en su naturaleza, delataba como pertenecientes a las FARC a sus compañeros de bancada.
13 Mayo 2019
Algunos dicen que es el ELN, ¿pero, no será más bien Maduro?
02 Mayo 2019
La provinciana más universal del mundo.
22 Abril 2019
Los corazones de los franceses ardían mientras miraban, perplejos, cómo Notre-Dame de París se retorcía implorando bajo las flagelaciones inclementes de las llamas.
17 Abril 2019